Crecimiento Personal desde la Esencia Cristiana

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

 
 
 
 

Jueves, 20 Agosto 2015 08:25

¿Qué es "abrazar la incertidumbre"?

Written by
Rate this item
(3 votes)

Mucho me preguntan mis clientes y muchas personas sobre este tema. A menudo escuchamos esto de "Abrazar la Incertidumbre", pero... ¿Qué es realmente? En principio nos puede  sonar a quedarnos así, sin suelo, sin garantías en medio de la niebla y perdidos en un mar de dudas...

Abrazar la incertidumbre es mucho más, y es una experiencia maravillosa.

Aunque suene paradójico, a la incertidumbre solamente se la puede abrazar desde un sitio, y es desde la certeza...

Porque abrazar la incertidumbre no es tener dudas, no es lanzarse a la aventura de lo desconocido lleno de temores, ni es quedarse a la deriva olvidado de la mano de Dios. Y en ningún caso abrazar la incertidumbre se hace desde la angustia, desde la tristeza o desde la pretensión de querer tener el control. Una cosa es dudar y otra muy diferente es aceptar y abrazar las dudas, fluir con ellas...

Partamos de que entre nuestras necesidades esenciales se encuentran:

  • la necesidad de seguridad: todos necesitamos sentirnos a salvo
  • la necesidad de incertidumbre: todos necesitamos que las cosas cambien en algún momento, que se abran espacios nuevos.

Abrazar la incertidumbre es un acto consciente. Es una decisioón, una actitud interior basada en la confianza, donde uno es capaz de abandonarse y dejarse caer al vacío con la certeza de estar a salvo. Abrazar la incertidumbre es soltar el control confiando en la Sabiduría de la Vida, es dejarlo todo en manos de un poder superior y sin embargo, continuar haciendo todo lo posible por seguir adelante.

Abrazar la incertidumbre es una cuestión de equilibrio, de saber en qué momento has llegado a tu tope y es momento de soltar...

Es algo que suena muy bonito, y en ocasiones escuchamos a alguien que dice con voz conformada ante una situación desconocida y dificultosa: "aquí... abrazando la incertidumbre", con cierta resignación... Pero no, eso no es... Eso es quedarse a la deriva, quedarse en incertidumbre y conformarse. Abrazarla es algo muy diferente. No es quedarse de brazos cruzados esperando a que las cosas se solucionen solas, sino ¡¡hacer equipo con ella!! Es poner todo de tu parte, tu esfuerzo, tus ganas, tu tiempo... en que las cosas sean como tú quieres, pero manteniendo flexibilidad absoluta sobre los detalles del "cómo". Tener claro el "qué" quieres, y el "cómo" ya se irá presentando. Mientras quieras controlar el camino y la forma de hacer las cosas, mientras quieras que todo sea a tu manera, nunca podrás abrazar la incertidumbre ni acceder a todo aquello que ella te ofrece y que es mucho más de aquello que puedas lograr por ti mismo.

Lo que para nosotros es "controlar" para el Universo es "retener", "bloquear posibilidades".

Seguramente habrás escuchado hablar de la "zona de confort", ese lugar donde uno está calentito y a gusto, arropado de la certeza, de lo conocido, de lo que ya se sabe... Un lugar donde no hay avance ni crecimiento posible. Todo aquello que nos saca de esta zona confortable puede ser fuente de ansiedad, todo cambio implica un cierto nivel de estrés, luego ya es cosa de cada uno cómo gestiona y canaliza dicho estrés. Cuando alguien "abraza la incertidumbre", ¡¡la abraza de verdad!! es cuando sale voluntaria y conscientemente de la zona de confort, abriendo sus posibilidades y aceptando los nuevos retos que se puedan ofrecer en este nuevo espacio sin garantías conocidas, abierto a dejarse sorprender por la vida y sus múltiples opciones, fluyendo... en la certeza de que todo forma parte del equilibrio del Universo, que todo forma parte de la mente de Dios y aceptando que el crecimiento conlleva muchas más incomodidades, dificultades y momentos en los que enfrentarnos con nosotros mismos y nuestras debilidades que la tentadora y facilona posición que nos ofrece la inerte y pasiva zona de confort.

Cuando pretendemos controlar las cosas, las situaciones y vivir exclusivamente en certeza, dejamos poco o ningún espacio para poder avanzar. Me encanta una frase que leí una vez que dice:

"Si quieres cruzar el océano, en algún momento tendrás que perder de vista la orilla"

Resumiendo... Abrazar la incertidubre es tener la capacidad de soltar el control desde la certeza de saberte a salvo. 

 

 La Voluntad de Dios 

no te llevará

donde la Gracia de Dios

no te proteja

 

Espero que te haya gustado y si es así, compártelo con tus amigos.

 Recibe un fuerte y cálido abrazo de luz

 

Isabel Cortés del Valle

    Crecimiento Personal desde la Esencia Cristiana

 

 

Read 2705 times Last modified on Miércoles, 13 Junio 2018 17:57

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Únete a la Familia Virtual

Reserva tu Espacio Conmigo

Visita mis otras Páginas Web

Visita el Blog de Mundo Vida

Acceso Directo

Rosario de los No Nacidos

Mis Libros

AVISO LEGAL

Política de Privacidad

separador 01

Contacto

Isabel Cortés del Valle

www.guiadevidaycoaching.com
Isabel@guiadevidaycoaching.com
Telf: 635 058466
Santander - Cantabria

 

Sígueme en R.R.S.S